Esperanza

 

Con el saco de la esperanza a los hombros.

 

Me han embocado a la soledad. Reprimen los compromisos con que los hombres nos juntamos para solucionar nuestros problemas.

Trabaja y discute tu contrato de trabajo, es decir ¡véndete! Nos recomiendan.

Sí, y cómo establezco el precio de mi vida, el esfuerzo de mi cuerpo.

Qué baremo debo consultar. ¿Será el que me apunta el contratador? ¿El que mejor se adapte a su ¡producción!?

Y para prepararme a este trabajo ¿de cuánto dinero deberé disponer?

Y las enfermedades de mi infancia, mientras crezco. ¿Con qué dinero las sacaré a flote?

¿Dónde están los responsables sociales que ideen y faciliten estos derechos?

La Constitución ya no existe. Se pensó como soporte social de gobierno. Si ya no rige, ¿qué hemos de esperar?

Ni casa, ni salud, ni educación, ni atención a los ancianos…, los bienes sociales que pretendía la constitución se tienen que comprar, o en todo caso recoger de entre lo que cae de la mesa de…

¡Condes, marqueses, duques! ¿Dónde estáis para echaros la culpa como antaño?

¿No será que los actuales responsables de la sociedad se comportan como aquellos antiguos dominadores que solo querían rodearse de siervos? Títulos monetarios (votos como moneda compradora) llegados a caciques.

A caciques victoriosos, que como tales todo lo podían, (pueden). La victoria da verborrea y dominio. Solo el vencedor tiene la verdad, él solo pude dar amistosamente el golpe en el hombro e inducirte por el camino de su seguridad. Debes fiarte de él.

Qué sabes tú, si estás a la vera del camino jaleando al victorioso.

¿Qué haremos ante semejante situación?

¿Nos resignaremos con aquella mansedumbre cristiana que aceptaba la vida y la muerte de manos de Dios, y a la menor palabra de consuelo o a la menor respuesta dadivosa veía un milagro?

Con la esperanza individual, cada cual la sacrifique o la supedite a lo que quiera o a quien quiera

¿Pero quiénes son para desvirtuar la esperanza social?

¿Qué haríamos si esta esperanza desapareciera?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s