Primavera

Donde el campo ha sido convertido en ciudad se asoman entre los barrotes de los balcones

Donde el campo ha sido convertido en ciudad se asoman entre los barrotes de los balcones

9º Ven las cunetas reverdeciendo.

 

Las flores del campo no se sienten obligadas con nadie.

Salen a la vera de los caminos e, incluso, se ennegrecen con el humo de los coches, pero… ¡sobreviven!

Donde el campo ha sido convertido en ciudad se asoman entre los barrotes de los balcones.

Sería un exceso de imaginación, colocarse ante un plano de carreteras de negro asfalto y pensar que el país es un balcón atrapado entre los barrotes de esa balaustrada…

Igualmente asombroso sería rellenarlo de tiestos llenos de flores que se asomaran entre las negras barandas…

Pero en definitiva es así. Las carreteras de asfalto ciñen a las regiones y a los países. A sus flancos, en sus badenes y cunetas, hierve la primavera con sus hierbas, sus florecillas, sus mariposas y santanitas, y todos los insectos que se despiertan a la vida con el sonido de las canciones y juegos de niños y niñas cuando en los recreos asombran a todo bicho viviente con la capacidad de sus gargantas.

Unas y otros, florecillas e insectos, sobreviven. A veces, aquellas, alzan sus corolas invocando a los soles y a las luces, o se recluyen, ajadas, humilladas, sorprendidas de su sombra y de su pequeñez.

Los vientos a ras de tierra las vapulean. Y los humos de los vehículos las atosigan y tiznan.

A veces no son lo que son. Los vientos las agitan como si adoraran en su nimiedad a los soles y a las sombras.

Los humos les cambian el color.

Necesitan que descendamos del coche que las maltrata con el humo de su deyección… y las acariciemos con la vista para recrecerlas en su orgullo y abrigarlas para que solo la brisa las acaricie.

Pero sobre todo que las contemplemos en ese mínimo orgullo que las hace sobrevivir y que las mantienen aun lejos de las miradas.

¡Pobres flores aquellas que nunca conocerán las delicias de ser admiradas y aplaudidas!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s