Primavera

Por qué los pajarillos arman sus nidos

Por qué los pajarillos arman sus nidos

16º Y lo hace espontáneamente, naturalmente…

Nadie sabe, ni yo que esto escribe, porqué las bodas se dan en primavera.

Por qué la vida se enardece en estos meses.

Por qué los sabañones se curan.

Por qué nacen los granos en los rostros juveniles.

Por qué se estornuda más a menudo.

Por qué los pajarillos arman sus nidos.

Por qué ponen los huevos.

Por qué el viento se llena de pelusilla blanca, de briznas negras y polvo rojizo.

Por qué se derrite la nieve.

Por qué la lluvia no se acaba de decidir y se disfraza de minúsculos copos de nieve.

Por qué el sol y el agua vienen, uno detrás de la otra, algunos días, como si quisieran cederse constantemente el paso para entrar por la misma puerta.

Por qué ésta su excesiva educación de cederse el paso.

Por qué amanecen nieblas que luego dejan la sorpresa de un atardecer lleno de sol.

Esta mañana lloraba el día en lágrimas de rocío y esta tarde se ha consolado con unos ojos limpios y resplandecientes.

Ninguna de estas preguntas tiene una respuesta congruente, solucionadora y definitiva.

Porqué se repiten cada primavera.

Y si alguien tiene respuestas y quiere darlas porque le resultan razonables, que se las calle.

A quienes nos gusta la poesía, nos interesan estos interrogantes.

Somos filósofos amantes de las fantasías, y las pequeñas cosas nos animan a vivir.

Por que defendemos las utopías.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s