Historia de Molina de Aragón

37º ¿Estaba sujeto a estos fueros el conde y su familia?

Hemos visto como la voluntad del Conde desde su posesión del Señorío con poder propio, ajeno a los reyes, establecía los fueros, primero los de población y como veremos después los normativos. Pero, ¿y a él que los crea y los impone, cómo le afectan?

Como sujeto activo, en cuanto es quien los establece está claro que sí, ya que los crea e instruye; pero en cuanto sujeto paciente, quien se ve afectado y debe cumplirlos, ya es otra cosa. A esto él mismo responde: “Todo omne que en Molina poblare tal fuero et tal calonna aya como vezino de Molina si non fuere el conde o sus fijos et su palacio”[1]

O sea que el conde, sus hijos y su palacio, -“…si non fuere…”…a no ser que sean el conde, sus hijos y su palacio…-, quedan ajenos al fuero y las caloñas[2]. No les afecta la legislación impuesta por él y para mayor aclaración ni los impuestos ni penas que se derivarán de su actuación, “…calonnas…”. Eso sí para demostrar su temperancia dictamina que si sus ganados se mezclasen con otros, sean separados sin más inconveniente. “Si ganado de los omes de Molina se boluiere al ganado de palacio, apartenlo sin calonna”[3]

Y aún hay más: “Queremos que los omes de la uilla non ayan poderío de mandar nin de dar a ningún ome fueras al conde o al señor”[4] Ordena, “Queremos”, estar libre de exigencias, demandas y requerimientos hechos por cualquier molinés, ya que poder y mandar sólo corresponde al conde. El poder es exclusivo del conde o señor, y los demás quedan sin poderío sobre él.

Y sigue con su exclusividad: “Queremos que otro palacio non aya en Molina sinon el del conde”[5] El suyo solo.

Y no necesita aclaración lo que sigue: “Si algún omne el su palacio ronpiere o derribare, peche quinientos sueldos”[6]

Las fincas, en cambio, sí pueden entrar en conflicto y entonces estarán bajo el mismo enjuiciamiento y tendrán que pagar sus condenas igual que las de cualquier otra finca de vecino. Sólo el palacio quedará exceptuado. “Todas las heredades del palacio ayan tal callonnia commo las de los vezinos, si non commo dicho es, aquel palacio del conde”[7]

Y así tanto el palacio sobre Molina como los molineses sobre el palacio han de respetarse en todo. “Queremos que palacio non firme ninguna cosa sobre los uezinos de Molina nin los vezinos de Molina sobre el palacio”[8]

El conde y su palacio, castillo de Molina queda exento de todo cuanto puede afectar a los pobladores de Molina y aldeas.

Quizá debería añadir que el ejemplo del conde, del señor, cundiría sobre manera y todos los que tuvieran gentes a su servicio se comportarían como él. Sus órdenes afectaban a sus siervos o criados, “…suyos sean a mandar…”[9], incuso a su mujer e hijos, mientras ellos, quienes mandaban, estaban liberados de los mandatos que salían de su boca.

[1] Fueros Capítulo 3 cédula 1ª.

[2] Drae., en segunda acepción. f. antiguo. Pena pecuniaria que se imponía por ciertos delitos o faltas.

[3] Fueros Capítulo 4, cédula 1ª

[4] Fueros Capítulo 5 cédula 1ª´.

[5] Fueros Capítulo 3 encabezamiento.

[6] Fueros. Capítulo 3, cédula 2ª.

[7] Fueros Capítulo 4 encabezamiento.

[8] Fueros Capítulo 4, cédula 3ª.

[9] Fueron Capítulo 11 cédula 11ª.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s