Historia de Molina de Aragón

55ª B) La mujer en los fueros

“Todo omne que sus fiios o sus fiias ouiere legítimamientre ca­sados, los padres de ellos non respondan por ellos más. Et si el padre o la madre finare, el que biuiere, de aquel día que partiere con ellos en adelant, non responda por ellos por ninguna vuelta”[1] En el caso de que hubiese problemas tanto de los hijos como de las hijas, una vez casados, se consideran fuera de la familia y los padres quedan liberados de determinadas obligaciones como es la de responder económica y judicialmente por ellos, eso sí, deben estar legítimamente casados.

Las hijas entran en el rol de casadas.

Los hijos entran a formar parte de los vecinos o de los caballeros, según el estamento o clase a la que pertenezcan o su economía le facilite.

La mujer casada al liberarse del dominio del padre, pasa al del marido. La mujer no puede vender ni empeñar sin el permiso de su marido. Si el marido quiere hacer documento incluyéndola, “si en la carta (non) fuere puesta”[2], entonces la esposa se hace garante de sus deudas…

“La muger que fuere forçada, reciba en esto lit o doze, qual el rencuroso más quisiere”[3] ¿Qué se indica, que sea la mujer castigada como el denunciante quiera? Pienso que el denunciante sea una persona cercana a ella, marido, padre o hermano, y por rencor se vengue en ella… Me resulta dificultosa la interpretación, pero la época es la época. A no ser que lo veamos con la luz de este otro fuero que aparece en el mismo sitio: “La mujer que fuere forçada o rabida sin grado de sus parientes, el que lo fiziere peche cc (doscientos) maravedíes et salga por enemigo. Si negare, reciba en derecho lid o xii (doce), qual el querelloso quisiere”[4]

La mujer forzada, y encontramos otra vez la dependencia de la familia, con su consentimiento o no, y según esto el ejecutor pagará doscientos maravedíes y se convertirá en enemigo. El honor queda puesto en la mujer, sea hija o esposa, y este honor ha de ser recuperado, ¿cómo? castigando a la ¿rabida, es decir a la forzada, como si consintiera? Y esto, según deseo del denunciante, el familiar no consentidor, como hemos leído antes.

Pero puede ser consentida esta unión, y no negada “sin grado de los parientes”, y entonces se daría una enlace tolerado por la ley, dado que así lo leemos; igualmente ocurre cuando se trata de los clérigos, “Todo clérigo de Molina que ouiere fijos…”[5] es un enlace no sacramentado, pero real y admitido como uso frecuente.[6] Repito y es mi pensamiento, que la necesidad de repoblar es un mandamiento que está sobre la religión y que el sacramento del matrimonio, al menos en los fueros de Molina no se contempla, ni siquiera se dispone una legislación sobre su celebración. Estamos hablando del pueblo, de la gente que habita las aldeas, no de los señores y altos cargos que indudablemente se acogerían a la bendición de la iglesia.

“Qui ouiere fiio que non fuere de mujer uelada, fagal fiio en conceio et si non lo fiziere, non herede” [7] La mujer velada es la mujer que pasó por el sacramento del matrimonio. El hijo de mujer no velada[8] acuda al concejo para legalizar al hijo. La mujer que tiene un hijo fuera de matrimonio tiene la posibilidad de ser aceptada y reconocido su hijo en la sociedad si el concejo así lo decide. Pensemos en dicho en el punto anterior.

“Todo omne que con moça uirgen casare, del en arras[9] veynt maravedíes et quarenta mesuras de uino et vn puerco et siete carneros et cinco cafizes de trigo; a la muger bitda, diez maravedíes”[10] Podemos deducir el precio o las valoraciones que se hacían de las mujeres. La diferencia entre las arras de los primeros esponsales y las de la viuda están muy claras. No dice quiénes pueden convenir el dinero o bienes que el marido debe tener preparados, aunque podemos deducir que sería el pariente responsable, padre o hermano de la mujer, aunque claro este convenio queda eliminado dado que ya el fuero establece las cantidades. En la cédula que hemos visto más arriba, habla de las arras a devolver por el marido “…veynte maravedíes…” parece que no se podía pactar en mayor cantidad “…et la que más demandudiere, nol uala…”[11], y en ésta en cambio sí. Tal vez la diferencia esté en que se consideraba como mujer abandonada o repudiada y hubiese de devolverle las arras. Aquí en cambio se trata de mujer joven, virgen, con quien se va a casar, de la novia.

“Quien desafiare, por esto desafíe: por ferida de su cuerpo; por palaura vedada; por desonra de su mujer…”[12] El valor y dignidad de la mujer entra en juego para los desafíos.

Pero aún quedan un número de mujeres que pueden estar fuera de las anteriormente nombradas.

“Las concubinas, amancebadas y barraganas son producto de las frecuentes y variadas relaciones extraconyugales que se dieron en la Edad Media, aceptadas, en mayor o menor grado, cuando no implicaban un delito contra el honor del marido…”[13] Transcribo estas palabras que me parecen dignas y representativas. Sólo hay que leer lo que dice el fuero en el capítulo dedicado al clero: “Todo clérigo de Molina que ouiere fiios sean herederos et si filos non ouiere, hereden sus parientes”[14] No se habla de mujeres sino de hijos y éstos habrán nacido de mujer que vivirá con el clérigo, bien en barraganía o amancebada.

La palabra mujer aparece 11 veces en los fueros, además de aparecer como esposa, madre, hija, viuda o moza, obligaciones maternales, familiares y hogareñas. Y también como putas… No aparece por ningún lado que tenga derecho a denunciar, desafiar, y así poder defenderse…

La palabra hombre en singular 58 veces y en plural 13, no enumero las funciones de éste como caballero, vecino, etc., todos ellos nombres comunes en masculino que se leen constantemente y relacionados con actividades de responsabilidad política y gubernamental, otras como artesanos y agricultores o formando las distintas clases sociales. El varón posee el poder de defender a la mujer.

[1] Fueros Capítulo 7, cédula única.

[2] Fueros Segundas mejores de doña Blanca. Cédula 10ª.

[3] Fueros Primeras mejoras de doña Blanca. Cédula 7ª.

[4] “El fuero de Molina de Aragón” M. Sancho Izquierdo (pág. 148-149) Fueros del Infante don Alonso. Cédula 3ª.

[5] Fueros Capítulo 10 cédula 5ª.

[6] Sancho Izquierdo citando a Martínez Marino distingue tres clases de matrimonio autorizados o tolerados por la ley: “1º Matrimonio celebrado con todas las solemnidades del Derecho y consagrado pro la religión. 2º El matrimonio que llaman “a yuras”… un matrimonio legítimo pero oculto, clandestino… 3º Unión o enlace de soltero –clérigo o lego- con soltera, a la cual llamaban barragana… De estas tres… distínguense en el fuero de Molina la primera y la tercera, al hablar… de mujeres legítimas o “veladas” y de mujeres ilegítimas” y cita el fuero: “Todo omne que fiio touiere en su casa, maguer non sea de muger legítima…” Capítulo 28 ced 13ª (Páginas 214-215).

[7] Fueros capítulo 11 cédula 2ª.

[8] Drae Velado, da. (Del part. de velar2). 1. m. y f. Marido o mujer legítima. Con la palabra velada hace referencia a la ceremonia del matrimonio en que se cubre la cabeza de la mujer y los hombros del varón con un paño para testimoniar la unión de ambos. Como yugo común con que quedan enlazados o uncidos.

[9] Sancho Izquierdo dice: “…Donde estuvo en observancia el Fuero Viejo, sólo arras (se daban) llamándose así al tercio del heredamiento que el marido podía dar a la mujer…”

[10] Fuero Capítulo 25 cédula 3ª.

[11] Fueros Capítulo 11, cédula 26ª.

[12] Fueros Capítulo 19 cédula 2ª.

[13] Entre la marginación y el silencio… Antonio Castillo Gómez (Internet, PDF, 1993).

[14] Fueros Capítulo 10 cédula 5ª.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s