Historia de Molina de Aragón

59º Los diezmos y primicias y edificación de templos

La fórmula para financiarse la Iglesia era la de cobrar los diezmos y primicias de la producción de sus fieles que eran todos los habitantes de los poblados. Como hemos visto fue una prerrogativa dada por Alfonso VII en 1139.

Y apunto así, porque la Catedral de la diócesis no se levantó sólo con el dinero de las salinas, los molinos y los batanes[1], y con el producto de las fincas propiedad del obispo de Sigüenza, sino también con el dinero recaudado de la diócesis del que una parte se destinaría para mantener al obispo, otra para la construcción de ese templo Catedral y otra para ayudar a la construcción del templo de cada parroquia.

Los diezmos mayores, corderos, lana, trigo, cebada, cereal en general, eran para el obispo y los menores animales de corral y frutos de la huerta para el cura.

Pero en Molina, según fuero no rige esta generalidad de pago de diezmo, sino: “Los clérigos de Molina den a su obispo tercia de pan, de vino y de corderos, y de otras cosas den tercia”[2] De donde se sigue que los clérigos pagarían sólo una tercera parte de los bienes que llegaban a sus manos, o de sus posesiones a la diócesis y nada al señor. No podemos saber cuándo perdieron este privilegio del fuero, pero en tiempos de Pedro IV el Ceremonioso, el año 1359 ya se pagaban los diezmos normalmente.

Las primicias eran una medida de cereal, según la siembra realizada, que venía a manos del cura. Los sacerdotes y clérigos también pagaban impuestos, aunque fueran tercias, no puedo deducir que fuera el tres por ciento o el treinta por ciento que sería la tercera (tercia) parte. Pero pensando que son privilegios lo que el conde legisla para los clérigos de Molina, será una especie de rebaja de impuesto y deduzco que se refiere al tres por ciento, en lugar del diez que corresponde a los demás fieles.

Otros ingresos para la iglesia provienen de donaciones como ya hemos visto en lo relativo a beneficios.

Bien sean del rey que hace cesión de sus derechos monetarios, en este caso las nonas (tercias reales) de los diezmos que le corresponderían, o sea del obispo que cede su parte, o del señor que dedica los bienes que le corresponden de alguna salina o de algún molino, etc., de ahí salió una ayuda para la edificación de los templos en las parroquias.

Quedan fuera de este apartado la construcción de monasterios y de Iglesias de Molina ciudad, ya que recibieron especial atención de los Señores de Molina, y en el caso de los monasterios también de los reyes.

Intentando dilucidar cómo se pudieron levantar los templos en las distintas aldeas, aunque de la recolección de diezmos y primicias pudiera apartarse unas cantidades para edificación y mantenimiento[3], según ordenara el obispo por un lado y el conde por otro, no sabemos a cuánto podrían alcanzar estos ingresos. Aún serían necesarias más ayudas.

No podemos dejar de lado el pensamiento de los nuevos habitantes y las costumbres que como cristianos tenían arraigadas: necesitaban un lugar de oración, y aquí como conquistadores, no podían ser menos que los judíos y los árabes que tenían el suyo, por eso en muchos sitios sustituyeron o edificaron el templo cristiano sobre la sinagoga o la mezquita.

Hay dos fuentes que no quiero pasar por alto: Los que vuelven de hacer la guerra. “…et si alguna cosa dieren por amor de Dios, non den dende quinto”[4] Parece que quienes salen a batallar hacen promesas económicas por amor de Dios entre las que entraría ésta de levantar o ayudar a la edificación del templo.

La otra es la de los tornadizos, para evitar que fueran insultados intentarían ser o aparecer los primeros en las limosnas para la iglesia, de esta manera confesaban públicamente su fe cristiana. No es nada de extrañar que lo hicieran, porque así actuaron posteriormente los acusados de impureza de sangre o neoconversos[5]. La causa era la misma.

Por eso deduzco que también los habitantes de nuestros pueblos y sus sacerdotes dedicaron sus dineros y sus fuerzas (trabajos comunales) para levantarlas.

Otra cosa más, los fueros que se leen para el clero de Molina les da un especial trato, como si dependieran más del conde Manrique que del obispo de Sigüenza. Éste es un dato muy a tener en cuenta para entender otras situaciones. “Los clérigos de Molina non uayan a cabildo a ninguna tierra, mas ayan concilio en su cibdat con su obispo”[6] Es como si el obispo no los pudiera llamar a asamblea en Sigüenza ni en otra ciudad de la diócesis donde reunía a sus sacerdotes, los informaba y daba órdenes. Si el obispo tuviera necesidad de hablarles sería él quien debería acudir a Molina.

La iglesia de Molina goza de unos privilegios que la caracterizan. La desvinculan de alguna manera del obispo en cuanto tienen un poder asambleario propio, es librada de una obligación económica, tiene poder para que el obispo acuda a su territorio en caso de capítulo, y sólo en caso extremo dependen del obispo judicialmente.

Es algo así como una separación territorial, o una autonomía religiosa.

[1] Unos le eran propios por levantarse en sus fincas, otros por conquista y algunos otros donados por el rey, para más detalle véase Toribio Minguella, “Historia de la Diócesis de Sigüenza y de sus Obispos” Madrid 1910.

[2] Fueros Capítulo 10 Cédula 1ª.

[3] La diócesis siempre ha designado una cantidad mensual para mantenimiento del culto, aunque haya sido muy baja y no tuviera en cuenta el mantenimiento de fábrica sino en casos de extrema necesidad y siempre con la ayuda de los fieles y del gobierno. La ayuda de los Señores de Molina queda patente por la colaboración de las Señoras Blanca y María con sus donaciones.

[4] Fueros Capítulo 11 cédula 21ª.

[5] En multitud de retablos de nuestros templos se pueden leer las dedicaciones y los nombres de quienes pagaban su construcción.

[6] Fueros Capítulo 10, cédula 2ª.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s