Historia de Molina de Aragón

61º Sobre el ganado y su importancia

Más que a la agricultura se ha de dar categoría al ganado sea lanar, vacuno o de cerda. Aunque por lo ya visto en capítulos anteriores, el ganado lanar es el que dio más riqueza[1]. La importancia que en esta época se le daba aparece en el pago de portazgos:

“Todo ome de Molina que ganado o otra cosa comprare de qualquiere tierra lo traya a Molina, non peche portatgo” [2] Toda entrada de ganados cuyo propietario fuere un vecino de Molina no pagaría portazgo, bien se refiera a la entrada a la propia ciudad en los días de feria, o se refiera al portazgo de paso de otros reinos o comarcas ajenas al Señorío, sería privilegio de los vecinos de Molina. Si entendemos por “de qualquiere tierra” toda aquella que quedaba fuera de la jurisdicción del Señorío, entonces sí que el portazgo se refiere a los límites o fronteras del mismo, pero parece un poco forzado, ya que todo lo leído sobre portazagos hasta ahora es referido a Molina y sus ferias. Como quiera que sea seguimos viendo el empeño por engrandecer la ciudad: “home de Molina… lo traya a Molina” entendemos ciudad, no señorío.

Se habla de ganado en otro artículo que se refiere a “sobrelevadores” o fiadores: “El que sobreelevador[3] fuere, non se alce a fuero de Molina; depués de medio anno non responda si non fuere sobrelevador de pastor o de quintero o de sieruo de ganado que compró o de toda compra”[4]. El fiador no queda sujeto al fuero de Molina, un tanto difícil de interpretar estas primeras palabras: no se alce a fuero puede significar apoyarse en él o valerse de él para su favor, pero ¿cuál sería el fuero a que hace referencia? En la siguiente cédula del mismo capítulo nos dice: “Vezino de Molina non tenga boz si non la suya propria o de orane que comiere su pan…”[5] Aquí podemos ver las limitaciones de quienes salgan fiadores y éste podría ser el fuero al que se refiere. Sólo se puede ser fiador, y responder por uno mismo y por quien coma pan en su mesa, es decir familiar o criado[6] que habiten en la misma casa, aunque esto se refiere principalmente a defensa en un juicio, la necesidad de defensor o abogado, por tanto en caso de exigencia de la fianza necesitará defensor.

No obstante, pasado el medio año se librará de la fianza “non responda” – compleja y conflictiva afirmación-, a no ser que fuere fiador de pastor, de quintero o de siervo de ganado, de manera que queda obligado a responder ante el fuero por la compra realizada por estas personas de quienes salió fiador.

Es importante detenernos en la consideración de que un siervo puede comprar ganado e incluso encontrar fiador, es decir a alguien que responda por él para realizar un pago, ¿será su dueño quien responda por él y por tanto al siervo se le considera “orane que come pan a su mesa”? Vemos una situación nueva que favorece a aquéllos que fueron hallados “poblando” como ya dijimos o que fueron traídos presos de las incursiones bélicas, estos pueden hacerse con un rebaño teniendo un fiador, o unas fincas, “quintero” …

También se daba el caso de que el pastor contratado uniera un número de cabezas con las del ganadero y consiguiera su hatajo. En el Catastro de la Ensenada aunque sea mucho posterior, 1750, en las respuestas de los habitantes de Amayas, dicen esto: “Y algunos otros, que sirven de pastores en cabañas trashumantes de vecinos de otros pueblos, llevan agregadas algunas reses finas”[7]. Y por lo que pude sonsacar a los ancianos de mi época, los pastores podían unir ovejas de su propiedad hasta un 10% del rebaño que pastoreaban. El ganadero admitía esto por esperar una mayor dedicación del pastor. La propiedad, aunque exigua, exigía una más esmerada atención y cuidado.

De los ganados que se mezclaban por la causa que fuere, nació o recibió el nombre de la Mesta[8], ganados que se revuelven al alejarlos apresuradamente de los pastos por la amenaza de unas tropas que aparecen; para separar estos ganados revueltos se impusieron unas normas que debían cumplir todos los ganaderos y que llamaban leyes de la Mesta. A partir de 1273 Alfonso X el Sabio le dio rango de realeza con el nombre de Honrado Concejo de la Mesta de Pastores que fue abolido en 1836.

Esta situación se hace apreciable en el fuero cuando nos habla de: “Si ganado de los omnes de Molina se boluiere al ganado de palacio, apártenlo sin calonna”[9]

Se deben separar las ovejas sin pagar ningún castigo pecuniario. Admite la posibilidad de que se entremezclen por la causa que fuere ya vimos lo que podría ocurrir cuando se pastoreaba en tierras de nadie y en la libertad de pastar en reinos para conquistar.

El conde reconoce las normas que rigen entre pastores, las acepta y no se ofende: sepárenlo y todo solucionado.

Otra norma es la de que si un ganado es forzado, es decir robado o de alguna manera se le hiciese daño, se penalizará con el pago del daño doblado y además con la multa de diez mencales[10]. Si esto ocurriese en corral o paridera serían castigados con sesenta sueldos: “Quien forçare ganado que traxieren, por danno peche el danno doblado et diez mencales encima, et si lo forçare en corral, peche sesenta sueldos et si non pudieren firmar, jure con çinco.”[11]

Para terminar de hablar sobre la importancia de los ganados se lee que, entre los beneficios que se pueden adquirir como botín de guerra están los ganados, tasados con la misma importancia que los cautivos:

“Omnes de Molina que fueren en caualgada primero coxga todas sus ganancias et despues quinten et non den sinon vn quinto et non den quintos si non de catiuos et de ganados, et si alguna cosa dieren por amor de Dios non den dende quinto”[12]

Del botín adquirido entreguen una quinta parte, pero si el botín es de cautivos y ganados sea en ganados y personas el pago de la quinta parte, y no en dinero. Y no se cumplan promesas hechas a Dios[13] u otros compromisos antes de quintar. Es decir los pagos y otros compromisos, incluso los de orden religioso, se harán sólo después de pagar al señor su parte, un quinto.

Los peones sólo pagarán una séptima parte de su botín.

En el capítulo 28 que está todo él dedicado a las multas que han de pagar los pastores comprobamos la discordia que existe entre los agricultores y los ganaderos[14]. Los agricultores deben señalar sus fincas si están sembradas para que sean respetadas por los ganados. “Quien prado touiere, téngalo cerrado a fuero de Molina; los vezinos de la uilla con moiones; los omnes de las aldeas, de palo seto o de valladar o de tapia. Et el que así fuere cerrado, sea uedado por todo el anno et aya calonia de trigo conmo dicho es”[15]

Si los pastores no guardan estas propiedades con sus límites o señalizaciones, serán castigados con el pago de un almud de trigo o cebada por cada diez ovejas que entren a comer si es antes de marzo y si después de marzo, un almud por cada cinco ovejas. Y si pasados los nueve días de fiestas de san Juan hallasen ganado en la finca tome cinco carneros de la grey[16]

En diez ocasiones se habla de ganado en los fueros, por lo que creo que está suficientemente aclarada la importancia del ganado en la época de la construcción de Molina y de las aldeas.

Don Diego Sánchez Portocarrero dice así de Molina y los ganados: “Aquellas montañas y asperezas tampoco en su género son infructíferas, antes muy útiles para los ganados y sus pastos.

“Para los de lana es esto de lo más a propósito de España, así para el agostadero de los que vienen de los extremos, como para la conservación de los que no salen de la provincia, que llaman Zurros.

“De uno y otros no ha muchos años que fue esta tierra de las más ricas destos Reynos, porque sus Lanas (primeras en fieneza después de las de Segovia) proveían gran parte de la fábrica de paños destos Reynos, y de las extranjeras, navegándose con copioso número e interés a Italia, Francia, Flandes, Inglaterra y a otras provincias septentrionales más.

“Ya los accidentes del terreno han minorado mucho la cría y esta utilísima ganadería, sin embargo que aún salen de aquí muchas lanas para otras partes, y gran copia de Carneros, Ovejas y Cabrío que abastece de carne a los cercanos y muchos apartados distritos, dejando bien proevido este a moderados precios”[17]

Esto lo escribió en el siglo XVII.

[1] “En cuanto al número de cabezas de ganado en Molina, sobre el que se han dado a veces cifras disparatadas, hemos de considerar que si el censo de 1477 de ganado ovino, vacuno y cabrío daba para toda Castilla la cifra de 2.694.000 cabezas, de ellas más de medio millón estaban en molina. En el siglo XVI superaba las 750.000 cabezas y hacia 1750, todavía tenía 470.000 cabezas. El ganado lanar molinés era considerado de varias categorías, siendo las más importantes el fino, extrafino, zurro y vasto…” “Molina de Aragón, veinte siglos de historia…” Herrera Casado. (Pag 74) Guadalajara, 2000.

[2] Fueros Capítulo 2, encabezamiento.

[3] Fiador.

[4] Fueros Capítulo 11, cédula 28ª.

[5] Fueros Capítulo 11 cédula 29ª.

[6] Utilizo esta palabra para señalar al amigo o trabajador que conviven con el fiador. Con el tiempo esta palabra indicara al contratado que se alimenta de la misma mesa del amo.

[7] Catastro de la Ensenada, Amayas respuesta a la vigésima pregunta.

[8] Del lat. mixta, part. pas. de miscēre, mezclar.

[9] Fueros Capítulo 3 cédula 1ª.

[10] El mencal es una moneda de un peso en oro determinado. El sueldo es otra moneda de un peso en plata determinado que pueden variar en épocas. No he conseguido saber la correspondencia entre el mencal y el sueldo. Cuánto era mayor el mencal que el sueldo.

[11] Fueros Capítulo 11 cédula 16ª.

[12] Fueros Capítulo 11 cédula 21ª.

[13] Este tema lo trataré más en concreto en el apartado: Los templos y su edificación.

[14] Este tema lo trataré en el apartado: Agricultores y ganaderos.

[15] Fueros Capítulo 28 cédula 4ª.

[16] Capítulo 28 de los fueros, donde habla de los pastores. Se tratará en el apartado: Pastores y ganaderos.

[17] He encontrado citado este tracto o pecia de Portocarrero en varios artículos y libros pero ninguno aporta de dónde lo ha tomado, libro y página, por eso así lo copio de “Molina de Aragón, veinte siglos de historia” Herrera Casado. Guadalajara 2000. (Pág 74).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primavera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s