Varios

Pregón Daniel

Pregón de Hinojosa

Daniel Rubio Martínez

Fiestas de san Roque 2016

¡Buenas tardes a todos!

Antes de nada quiero agradecer a estos chavales, a estos jóvenes  de la Comisión de Fiestas, que hayan pensado en mí para que sea yo el pregonero de estas fiestas de san Roque.

La verdad es que me siento como un pájaro en una corraliza, queriendo echar a volar y salir por el hueco del tejado. Pero no lo haré: Yo sé ser formal también (aunque no por mucho rato) y no lo parezca

Cómo iba a pensar yo, cuando hace años, siendo pastor, amigo del capador, limpiador de leches en las ventanas, roba meriendas y liebres…

¡Cómo iba a pensar yo que iba a ser pregonero de estas fiestas!

Lo de pregonero lo asociaba al Simeón, al Cirilo o a otros…

A mí lo que me iba era la marcha, las risas, los correveidile, las historias, la bota y el porrón. Bueno, a mí y al Rafa, al Donato y al Carlos y al Andrés, y a muchos otros con quienes me juntaba, y con quienes las escaseces de antaño nos desarrollaban el sentido del humor y las vivezas del espíritu.

Qué películas nos montábamos con los gatos y los perros atándoles cachurros a sus colas; con los murciélagos, poniéndoles cigarros en sus bocas; con las urracas, emborrachándolas o, qué atrevimientos, subiendo un burro al café del Dalda.

Este es el espíritu que quiero, hoy, transmitiros al iniciarse estas fiestas de san Roque:

-Que olvidemos el pasado.

-Que vivamos el presente.

-Que disfrutemos de lo que somos y tenemos en el día de hoy.

Porque la felicidad se encuentra en las pequeñas cosas y en los detalles que la vida nos pone delante.

-Que compartamos estos buenos momentos de nuestra vida, porque nunca seremos más jóvenes ni tendremos más riqueza.

– Y sobre todo que nos riamos con todos y de todo, ¡hasta de este pregón! Que a duras penas me está saliendo y me sofoca más que un día de trilla.

Y ahora una última recomendación:

-La última copa, la que siempre sienta mal, la que lleva a la cama, la que cabrea a la parienta, esa… ¡no te la tomes!, déjala para mañana, ¡pero tómate las anteriores!

Mi último apunte. Un recuerdo para los ausentes.

Y ahora repetid conmigo.

¡Viva san Roque! ¡ Viva Hinojosa!


 

 

 

 

 

Una vez, un témpano de hielo se soltó del alero del tejado y se incrustó en la tierra atravesando la nieve como una espada.

Una vez, un témpano de hielo se soltó del alero del tejado y se incrustó en la tierra atravesando la nieve como una espada.

36º Realidades.

Cuando salen del colegio, los niños y las niñas rompen el silencio con griteríos ensordecedores.

Se callan todos los ruidos, enmudecen los animales, los hogares guardan silencio, el agua deja de escurrir y gotear para que no suene el gluglú golpeando en el suelo.

Sólo los niños y las niñas se bastan para llenar la bóveda del mundo con sus gritos.

Una vez, un témpano de hielo se soltó del alero del tejado y se incrustó en la tierra atravesando la nieve como una espada.

No se dio cuenta ningún niño porque todos se miraban de frente, se llamaban para escucharse, con sus manitas se sujetaban el rostro mutuamente para que sus ojos no se perdieran.

Querían contar su historia para que fuera oída.

Y había otros que también relataban las suyas, alzando la voz por encima…

Los niños que tienen la vida por delante, se retan con sus dichos y sus palabras.

— ¡Qué harías tú si una nevada como una montaña te cayera encima! ¿Morirte del susto o salir corriendo?

—Yo, me llevaría el bocadillo y entonces —comienza a mover los brazos como las aspas de un molino de viento, o como un nadador de cien metros lisos—… Y saldría adelante por un túnel como un topo de nieve…

—Pero, y si la nieve a la salida se convierte en hielo de un metro de gordo como el de la laguna ¿qué harías entonces?

—Entonces cogería una piedra así de gorda y —con voz aguda, chillona y estridente contesta y se acompaña con sus manos golpeantes que acomodan la imagen a las palabras—… ¡Plas! ¡Plas! Lo rompería.

—Y si además…

La imaginación les crece mientras se acercan a sus casas, recogen la merienda y se acercan a la calle donde la bola de nieve, el intento de muñeco, quedó frenada. Se suben sobre ella, arrancan un chorlito y siguen proponiendo posibilidades sin cuento con grandes inconvenientes.

Mientras, meriendan y chupetean el sabroso e insípido trozo de hielo.

—Te imaginas cuando estás en lo alto de la montaña y se hiela y te escurres y bajas resbalándote y cogiendo velocidad y más y más y más…

—Con tanta velocidad que podrías echarte a volar…

Alguna vez soñé en elevar el vuelo para mirar como los gorriones, como las golondrinas, o como los vencejos que se mueven a toda velocidad, y ver, desde lo alto, los tejados y asomarme a los agujeros negros de las chimeneas.

—Y, ¿para qué quieres ver los agujeros negros de las chimeneas?

—Pues… para ver cómo respiran los hogares…

——————————————————————————————————————————

35º Diálogos

34º Experiencias

33º El crecimiento

32º Añoranzas

31º Despedidas

30º El castigo

29º Ya ha aprendido a mamar

28º Satisfacciones

27º El amigo

26º Los abuelos

25º De caza

24º Más juegos

23º El sol

22º Los animales de casa

21º El color de las nubes

20º La nieve lo cubre todo

19º Se borran los caminos

18º El manto nocturno

17º La bola de nieve

16º El pastor

15º Las precauciones

14º Los fantasmas voladores…

13º Dónde estás…

12º Los avisos

11º Algunos juegos

10º El compromiso

9º Los miedos

8ª Contrastes

7º El niño que se asoma

6ª Saludos al invierno


5º El adiós al calor


4º Amenazas de frío

3º Las sensaciones

2º los-festejos

1º El viaje

Anuncios

5 respuestas a Varios

  1. Tal vez os apetezca un descanso y leer un poco de poesía, creada en el recuerdo de un niño que vive el invierno en un pueblo donde nieva…
    Por eso he añadido esta página que irá llenándose aletoriamente.
    Saludos
    Mariano

    • Carmen dijo:

      El coronel no tiene quien le escriba… y Mariano no tiene quien le edite ¡lástima!
      No saben el placer que se pierden al leerle, pero la sociedad de hoy no está para finezas.
      Como consuelo, se podría formar una cofradía con los que están en la misma situación.

  2. Mariangeles & Juanma dijo:

    Me parece genial, este pequeño rincón en la imensidad de la red, donde poder dejar volar la imaginación al leer tus palabras……

    Gracias

  3. Pingback: Por entregas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s